Procesos de la porcelana. Entrega (3) Prensa isostática

Referencia: Información obtenido del sitio web

https://holst-porzellan.com/b2c/es/conocimiento/moldeo/prensado-isostatico/

 

El prensado isostatico es un proceso de prensado isostático de objetos hechos de granulado de cerámica.

La herramienta de prensado contiene un troquel inferior (5) y un troquel superior (4). Entre ellos hay un espacio de relleno (14). Esto está lleno de granulado. Este granulado se comprime con la ayuda de una membrana elástica (6) dispuesta en el troquel inferior y se somete a una presión de prensado, de tal manera que el granulado forma un objeto prensado (3). A fin de evitar la formación de grietas causadas por problemas de ventilación, se sugiere precomprimir el granulado en un área parcial (17) del espacio de relleno (14).

 

(Derechos de imagen: Sama Maschinenbau, Weissenstadt)

El instrumento de prensado consta de dos partes interactivas, para las cuales se utilizan aquí los términos troquel inferior (arriba a la derecha en la foto) y troquel superior (arriba a la izquierda en la foto). El troquel inferior es la parte de la herramienta en la que está dispuesta la membrana elástica, que puede ser sometida a una presión de prensado. Esta membrana comprime el granulado llenado en el espacio de relleno entre las dos partes de la herramienta en un lado cuando la presión de prensado se aplica en dirección a la otra parte de la herramienta, el troquel superior.

Tanto la construcción del molde como la materia prima necesaria – el granulado – son extremamente caros en comparación con la producción tradicional de porcelana. Por otra parte, la producción es muy eficiente y causa mucha menos chatarra que la producción convencional. En la producción de porcelana en relieve, el prensado isostático es irremediablemente superior al proceso de giro. Por otro lado, en la isostática la posibilidad de variación de forma es considerablemente más limitada.

El uso de esta tecnología sólo vale la pena para tiradas de más de 100.000 piezas por año y sólo es adecuada para la producción masiva de mercancía blanca.

Procesos de la porcelana. Entrega (2) Colado

En la zona de colado se producen piezas huecas, como teteras y cafeteras y otras mas complejas, mediante una técnica conocida como moldura o colado. El moldeado implica el vertido de arcilla de porcelana líquida, en un molde de yeso. El proceso de formación dependerá de la capacidad de absorción del yeso y del tiempo que el deslizamiento permanece dentro del molde. El molde se escurre tan pronto como la capa de arcilla alcanza el espesor deseado, para eliminar el exceso de barbotina. Una vez seca, finalmente se puede sacar la pieza del molde. Las piezas complejas, como las jarrones grandes, a menudo deben fabricarse como piezas separadas, que posteriormente se pegan entre sí. Esta técnica requiere una gran experiencia y habilidad por parte de los artesanos involucrados, con el fin de asegurar la calidad del producto final.

Al igual que en el proceso roller, una vez formadas las piezas en colado, se secan y refinan para luego ser cocidas inicialmente en el horno de biscocho a unos 980 ° C, ser esmaltadas y cocidas finalmente a 1400 ° C.

En una próxima entrega describiremos el proceso de decorado o transferencia de color a las piezas de porcelana.

 

 

Procesos de la porcelana. Entrega (1) Roller

Las piezas planas, tazas y piezas simétricas se pueden producir mediante un proceso de moldeo especial, que denominamos roller, en el cual se coloca arcilla de porcelana maleable dentro de un molde de yeso y se presiona contra su superficie mediante una cabeza metálica giratoria.

La pasta de porcelana la describe el fabricante como PORCELAIN BODY PT7337B, esta se trasnporta y almacena en sacos (Big Bags) de 1.000 Kgrs.  La preparación se realiza mezclando con agua y otros aditivos en un tanque subterráneo con capacidad de 3.000 lts.

Esta mezcla liquida se mueve por un sistema de bombas que inyectan este producto a un sistema de filtro-prensa para formar las ¨tortas¨ que esencialmente es un paso donde se reduce significativamente, por presión, la cantidad de agua para lograr la consistencia y dureza requerida en este proceso.

Las tortas son molidas y compactadas en una maquina extrusora que presenta la mezcla en forma tubular para ser cortada con la medida precisa para la formación de cada pieza.

Una vez formadas las piezas, tal como se describió al principio, se secan y refinan, para luego ser cocidas a una temperatura aproximada de 980 ° C.

Posteriormente se aplica un revestimiento vítreo transparente. El objetivo de este proceso, conocido como esmaltado, es dotar a las piezas de una superficie brillante y agradable al tacto.

Una vez esmaltadas, las piezas se cuecen por segunda vez, a una temperatura aproximada de 1400 ° C. Esta etapa es fundamental para que las piezas se vuelvan brillantes y translúcidas.

Las piezas se someten a rigurosos procedimientos de selección y control de calidad durante todo el proceso de producción. Toda la porcelana blanca se selecciona manualmente.